BR069 300

 

 

Créditos

Written, recorded and mixed at Boqueria Studios (Barcelona) by Macrobukkakek.
Mastered by Yves Roussel.
Produced by Macrobukkake.

Performed by:
David Cabello, Oscar Martorell, Pau Giralt, Natán Arbó, Malcus Codolà.

With the collaboration of:
Demmy Sober, Guillermo Martorell, Genís Bou, Artur Tort.

Original cover painting: "Le montreur de Aras" by José Silbert
Design by Ramon Ponsatí

Special thanks to:
Miquel Matas, Nik Bribián, Demmy Sober, Jaume Pla, Jordi Bosch, Carles Hidalgo, Jordi Hidalgo, Genís Bou, Aleix Bou, Sanjay Motiani, Guillermo Martorell, Artur Tort, Marc Roca, Rafel Mateu, Bankrobber family, our families and friends.

 

Nota de prensa (2014)

Para contar de qué va el nuevo disco de Macrobukkake hace falta recurrir a Pata Negra. No porque se hayan pasado al flamenco, que todavái no. Sinó porque un título como el clásico “Inspiración y locura” sería la mejor definición del estado creativo de este colectivo musical. Atrincherados en sus misteriosos Boqueria Studios, entre un lío de cables y trastos analógicos, com un comando terrorista preparando artefactos en un piso franco, Macrobukkake es una fuente inagotable de música a la vez inquietante y cautivadora, un laberinto de psicodelia donde da gusto perderse. No es casualidad que los eligiesen para abrir los conciertos de !!! en Madrid y Barcelona.

Y es que las aventuras musicales de Macrobukkake nunca dan pie a lo previsible. Cada tema es un viaje que transita por mundos dispares y a veces inconexos, pasando de la incertidumbre a la hipnosis, siempre bajo la amenaza de un peligro latente. Como una novela de Julio Verne narrada por David Lynch. Aventura tras aventura, con una inevitable sensación de estar perdiendo el contacto con la realidad. Quizá por eso no encajen en ninguna escena ni género. Macrobukkake no sigue ningún patrón y en eso está su encanto. ¿Electropop esquizoide? Potser.

Si eso ya se dava en su sorprendente álbum de debut (“Landscape of your brain”, 2013), se acentúa ahora con este nuevo trabajo, “Acapulco”, homenaje a la ciudad que tiempo atrás fue la Meca del turismo en la costa del Pacífico mexicano y hoy vive sumergida en la más sórdida e irreversible decadencia.

“Acapulco” ofrece un cóctel bizarro de psicodelia electrónica, rock futurista, ambient exótico, hip-hop para nada ortodoxo y altas dosis de locura. Todo muy desconcertante pero altamente mágico, resultado de una explosión de ideas nada previsible. Es una banda esquizofrénica de un extremo al otro, siempre entrando y saliendo de la paranoia. Por momentos te obligará a bailar, para luego transportarte hacia el lado oscuro con temas menos amables, colgadas y momentos de mal rollo.

Tras este cóctel se esconden unos cuantos personajes singulares. Si inicialmente Macrobukkake era un dueto, ahora se trata ya de un colectivo creativo con cinco miembros de pleno derecho. Se mantienen a la cabeza el escurridizo David Cabello, artista plástico que aporta al proyecto su raggamuffin cósmico e indescifrable, y un músico tan poliédrico como Oscar Martorell, también guitarrista de Sanjays y que en Macrobukkake muta en alquimista digital, manipulando instrumentos imposibles como el singular Ratatech. Pero en Macrobukkake juegan también un papel destacado el bajista Natán Arbó, el batería y percusionista Malcus Codolà y sobretodo las capas de teclados y electrónica que aporta Pau Giralt. Además, Demmy Sober ejerce de voz invitada en “Jellyfish” y “Attacks”.

La música está muy bien, sí. Pero igual como dijo Ringo Starr acerca de Beethoven, lo mejor de Macrobukkake son sus letras.

 

Videoclips

Aventura 6