BR028 300

 

 

Créditos

Música y letra de todas las canciones por Jose Juan González Nieto
excepto "El partisano", de Anna Marly y Emmanuel d'Astier de la Vigerie, adaptada por Jose Juan González Nieto.

Los arreglos de "Volveremos a quedar" los hicieron Jose Juan y Arnau Vallvé.
La interpretan Ignasi Roca (violín), Laura Bosch (viola), Adrià Cano (cello) y Jan Jofra (contrabajo).

Grabado y mezclado en Can Sons por Aleix Sans y Arnau Vallvé.
Mezclado por Aleix Sans.
Producido por Arnau Vallvé.
Masterizado por Ferran Conangla.

Diseño gráfico de Ramon Ponsatí.
Dibujos de Nacho Matallana.


Nota de prensa original (2010)

No ha sido fácil resumir en un solo disco el momento creativo que vive Espaldamaceta, compositor compulsivo que no puede pasar un día sin notar el temblor del nylon entre los dedos. Arnau Vallvé (Manel) se encargó de grabar sus 30 mejores composiciones y aquí van 11 de ellas. Quizá podrían ser otras, quizá no estén todas las que son, pero las elegidas sí reflejan quién es y qué momento vive Espaldamaceta, uno de los cantautores más emocionantes de ahora y de aquí.

La fórmula es de sobras conocida: Una voz y una guitarra de nylon. Con sólo estos elementos, Espaldamaceta abre un mundo de posibilidades. Toda la riqueza y la expresividad de la voz. Una guitarra que habla en distintos ritmos y afinaciones. Y la tristeza infinita que sigue aflorando por cada poro de cada canción. Con poco equipaje se viaja más ligero, y así Espaldamaceta convierte cada canción en un nuevo reto, en un juego. Estos hallazgos musicales hacen de la sorpresa el leit motiv de “Miedo al silencio”.

El bardo de Tarragona anda sin temor por la cuerda floja, a medio camino de la canción tradicional de raíz latina y las formas más alternativas. ¿Dónde ubicar, si no, la síncope post hardcore de “Hoy sé que fue mejor”? Incluso nos sirve, para poner el broche al disco, una mezcla imposible de flamenco con casiotone en “No os lo he dicho todo”. Y abre la puerta, sutilmente, a las cuerdas (“Volveremos a quedar”) y a las voces amigas de María Rodés (“El partisano” es piel de gallina) o Manel al completo. Éstas son las pinceladas de color para un disco que mantiene el blanco y negro en su esencia.

“Miedo al silencio” nos muestra a un Espaldamaceta en estado de gracia. Puede susurrar al oído o sacar pecho, exorciza fantasmas o habla del amor cotidiano, busca comunión y lamenta pérdidas. Pero siempre emociona. Con las nuevas canciones, además, reconocemos al Espaldamaceta cercano, al que se mete el público en el bolsillo en todos los conciertos, al de las muecas y las salidas de tono, al animal tierno y generoso. A un personaje único que, a través de la tristeza y con un récord negativo de beats por minuto, nos transmite unas ganas inmensas de vivir y de querer.

 


Letras

El camino es muy oscuro y tan estrecho

Y vuelvo a repetiros que no sé
Salir de la tristeza por morder
El gran placer de haber querido a alguien tanto
Y se ha acabado y no sé en quién me agarro
Si no me fío de aquellos que abren los brazos

Me siento traicionado y ahora estoy
Que lloro incluso si todo va bien
Sigo atascado en que no vale la pena
Dar fe en la gente si mañana se alejan

Y es que el camino es muy oscuro y tan estrecho       
Que no me sirve ni sacar temblando el pecho

Hoy sé que fue mejor

Hoy sé que fue mejor
Pero no lo diré
Quitarse el dolor
Pues nunca acabó
Reprimenda por opinar
Si ellos piensan que lo hizo mal
Discutí cuando escuché
Si hay dolor, hay que aguantar
Nunca aprendo y contestaré
Aunque luego me siente mal

Con voz pequeña

Diré con voz pequeña, mi amor
flojo porque lo hemos hablado, mi amor
es muy cierto que ya no nos podemos ver

Pero yo sigo, mi amor
aunque bien sé lo que hay

Yo sigo soñando, mi amor
que alguna noche tú aparezcas por fin
que te encuentres mejor que la última vez

Tranquilo que lo llevo bien pero hay momentos…

Aquí no nos podemos quejar
Vamos tirando, mi amor
incluso alguna vez te consigo olvidar

Tranquilo lo llevo bien pero hay momentos…

Cocina sin comida

Cocina sin comida   
Comida sin cocina
Cocina en el aire
No le hace falta nada

Mueve sus dos manos
Se apoya con sonrisa
Pequeña y le brillan
Los ojos si cocina

Ya no escucha nada    
sólo se concentra
Verle ha sido siempre
Algo que no se olvida

Cocina sin comida
Lo sirve y no hay nadie
No importa el frío
El juego le encandila

Lo ha hecho mil veces
Siempre se divierte
Se nota que en sus manos
Siempre hay cocina

Si no le queda nada    
Él se lo imagina
Lo hace en silencio
En eso gasta el día

El silencio cuesta tanto

El silencio cuesta tanto
Y le tengo tanto miedo
Por si tengo que acordarme
Y revivirlo de nuevo

Mi cerebro que lo olvida
Y mi pecho se desangra
El recuerdo maquillado   
De mi vida egoísta

Tanto te he desperdiciado     
Ahora, sobrevalorado
El silencio vuelve siempre
Y se sienta tan tranquilo

Eras rubio y generoso            
Solo quedan las personas
Que tenemos mil espejos
A los que preguntamos:
¿Soy yo el ser más bello
Al que quieren más personas?

Sangran tus piernas

Sangran tus piernas por rosas que nunca plantaste
Oyes murmurar frases que no sabes responder
No sé por qué debo entenderlo todo a la primera

Y corriendo sólo he logrado granos de sudor

Volverás a poner tu rostro forzado
no creas que van a parar por ti una vez más
No sé por qué debo endenderlo todo a la primera

En el bosque ahumado, las plantas te hacen la traveta  

Sonrió mientras ellos todos bailaban
La ansiedad hace morder el cuello del jersey
No sé por qué debo entenderlo todo a la primera

Si supiera darte un abrazo lo haría

Volveremos a quedar

Volveremos a quedar
Nos resignamos a intentarlo
Y en el bar yo pediré
Cuatro tapas para hablar

Puede que nos vaya bien
Aunque antes no funcionó
Nos hemos acostumbrado
A tenerlo que dejar

Y empezamos a dormir
Con gente nueva cada uno
Descubriendo nueva calma
Cambias este y pruebas otro

Nunca te gusta la mía
Yo miento respecto al tuyo
Pronto llega tu adiós
Tienes nueva cita hoy

Tú no te quieres atar
Y somos tal para cual
Mientras no encuentras a nadie
Te restriegas mientras bailo

Cuarta oportunidad
La última según los dos
Sólo sé que eres tú
Pero no puedo contigo

Hoy nos volvemos a acostar
Y sudaremos hasta el final
Lamiendo sin complejos
Aquí nos entendemos

Tú y yo muy bien sabemos
Que pronto cortaremos

Hablar sana

No hablo de aquello, lo pienso y me callo
no llevo recuerdos pero los tengo y les hablo
y sé que hablar sana

Si no se arregla y me entristece
si moja los ojos, mejor sonrío y callo
y sé que hablar sana

Pasan años, todo cerrado en cajas
vivo y procuro pensar poco en aquello
pues no se arregla si yo lo hablo
y sé que hablar sana

Una vida ajena al pasado
Un coche nuevo, como si nada haya pasado
 y sé que hablar sana

Probando se encuentra

Con tanto arrebato
Desbocado y juguetón
Te sigo asustado
Pero a mi me sienta bien

Mientras buscaba
Cien veces me sentaba mal
Si pruebo algo nuevo
Un triple salto mortal

Probando, probando se encuentra...

Me han tildado
De poca personalidad
Me pierdo en mil pruebas
Sólo por curiosidad

No tengo criterio
De eso orgulloso estoy
Soy cursi y mediocre
El fuego ya me quemó

Probando, probando se encuentra...

No os lo he dicho todo

No os lo he dicho todo
Y lo poco que he dicho
Está oculto en palabras tiernas

nunca en palabras encontré nada
todo estaba en el cómo
y así me atrevo un poco

si se te ha movido algo
demostrarás que no hacía falta
hablar para decir nada


Videoclips

Hoy sé que fue mejor